16 septiembre, 2012

No seamos perezosos

No me quedaría tan tranquilo pensando que los que protestan son todos nazis llenos de odio. Simplificar la realidad a ese punto para enmarcarla en el relato tranquilizador del populismo (en el buen sentido), en este caso, no sirve.
Un poco de antipopulismo, pide Mendieta