31 diciembre, 2008

De estreno

Con el nuevo año estrenamos blog. En enero, cine y poesía dialogarán en Poesía por cable. Las mejores películas del verano: Rocky, Batman, Alien 3, Las tortugas naijas, Los sospechosos de siempre... Cada día una película. Cada día un poema.

25 diciembre, 2008

El cumpleaños de Jesús

En esta vida hay cada petulante amigos. Cada petulante.
Pienso en la navidad y en Jesús, y en los nazis que lo crucificaron y pienso que ese gordo de camisa rosa que entró a brindar a mi casa, que llegó en una 4x4 más grande que la que trajo el año pasado (cada año una camioneta más grande) y me doy cuenta que hijos de re mil puta como esos no dudarían un segundo en crucificarte por una rueda de auxilio o por un cenicero extra para su puto auto. Por un poco mas de mierdita en su vida. Y vos que tenés que brindar con él. Eso es lo mierda de las fiestas. Por suerte también hay buena gente.

Y a ustedes que son buena gente, les dejo una tarjeta navideña hecha sobre un cuadro del artista Hank Saberta. La pintura Estudio para Cristo descansando sobre un prado es parte de su serie Jesús en el desierto.

"Es un Jesús perdido. Lleva meses vagando por el desierto, solo. En el momento que retraté aquí encuentra unos pastizales. ¡Pastos verdes en el desierto! ¡Es casi un oasis!
El muchacho se recuesta, desnudo. Los pastos le pican en la espalda.
Mira al cielo. Tiene una expresión compungida. Quién sabe qué pensará. Yo aun no lo he descifrado.
Fíjate que tiene el pino duro. A veces pienso que acaso solo querrá una buena chavala a su lado en lugar de tanta soledad. Pero en realidad no lo se."


Y a modo de bonus track: unas palabras sobre la navidad:

“- …y los animales que acompañan, que te aceptan, eres uno más de ellos. Y afuera el mundo. Hostil. Terriblemente hostil. Piensa que esa criatura que acaba de nacer será crucificada. ¡Crucificada! Lo clavarán a unas maderas y lo dejarán morir. ¡A ese niño!
Y entonces ¿qué es la Navidad? ¿La coca-cola? ¿Santa Claus? ¿Comprarte un teléfono celular? ¡Mis Cojones! Eso no es la navidad.La navidad es nacer para ser carne de la fatalidad, del destino inexorable y trágico pero aun así milagroso. ¡Terrible y conmovedor!
Que no me vengan con mierdillas después."

______________________
Fragmentos de "Lo Horrible y lo Bello. Conversaciones con Hank Saberta", ediciones del Roto. Barcelona. 1986.

22 diciembre, 2008

No lo soñé



Había tres bondis, unas 140 personas y nos teníamos que distribuir para ir hasta La Plata a ver al Indio Solari. Teníamos unas 10 o 12 horas de viaje, dependiendo siempre de la nobleza de los colectivos (esos Río Paraná del año de los Australes).

Mi consciencia me interrogó.

-- Ojalá que no nos toque viajar con ese grupito que están todos quemados.

-- ¿Qué puede llegar a pasar?

-- ...

Había un 33,33 % de probabilidades. Todavía estoy puteando a la suerte.


Me senté y no recliné el asiento. Pero cuando la de adelante sí lo tiró para atrás, me lo puso de babero, así que no me quedó otra. Y el babero se lo puse al de atrás. Se hizo como un dominó de baberos.

Arrancó. Agarró por la 51, esa que pasa por Cabildo, el Dique, Pringles...

De repente comenzaron a arremolinarse espesas bocanadas de humo. Humo de cigarrillo y humo de marihuana. Las ventanas no alcanzaban a cambiar el aire, así que, de alguna manera, fumamos todos.

Miré para atrás, desde donde venía la niebla y ahí estaba el grupo de quemados. Eran unos cinco o seis. Todos tenían en el pecho la misma inscripción: "Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota".

"Vamo lo Redoooo, lo Redoooo, lo Redooo, vamo lo Redooo", cantaron desde que salimos del Parque de Mayo hasta llegar a la avenida 32 de La Plata.

Además, iban tomando vino, cerveza y cocaína. Estaban endiablados.


Artísticamente el recital estuvo en 7 puntos. Los temas solitas de Solari no dicen mucho, aunque los clásicos de Los Redondos siempre está bueno escucharlos en vivo.

Lo que llama mucho la atención es la gente. Saltan, se enloquecen, poguean unos en contra de los otros y cantan y aplauden hasta el punto en que no se escucha nada de lo que viene desde el escenario. Además, prenden bengalas, tiran tres tiros y bombas de estruendo. La mayoría están quemados.


A pesar de sus 59 años, al Indio todavía le falta mucho para imponer sus producciones solistas. Mientras tanto sigue haciendo dinero con los clásicos (Jijiji, Mariposa Pontiac, Ñam fri fru fi, etc) y con la idea de que algún día van a volver. No lo dice, pero juega con eso.

Extorsiona a sus fans con un par de temas viejos y les mete los nuevos.

El Indio es el dictador del rock. Y las masas, alcoholizadas y merqueadas en su gran mayoría, le responden (había más de 50 mil personas en el Estadio Unico).

No lo soñé.

21 diciembre, 2008

Marxismo adolescente

Este video agrupa varios capítulos de las Pulgas de MTV. En el minuto 3.45 disfruten de una genial clase de marxismo para adolescentes.

17 diciembre, 2008

La imaginación al poder

Varios chicos de la escuela Normal Superior aceptaron la propuesta del profesor Falvio Bevilaqua y fueron una semana después de terminadas las clases a pintar cuadros, hacer esculturas, fotos, stencils, remeras y lo que se les ocurriera. El resultado de esa experiencia es la muestra Cést la vie, que desde el lunes 15 al viernes 19 se puede ver en la Alianza Francesa, Fist Roy 48.

De la muestra particpa mi hermanita Paloma con dos obras, los peces de arriba y esta:


L' imagination

La pantalla en blanco

Héctor Libertella dejó un proyecto inconcluso: publicar un libro con 60 páginas en blanco. Se iba a llamar H (la letra muda) e iba a ir acompañado de un prólogo que hablaría de cualquier otra cosa menos del libro y de un epílogo que desecharía varias hipótesis sobre el sentido del no-texto para no llegar, finalmente, a ninguna conclusión.


Ayer estuvimos en una muestra de obras que no existen. El museo de Bellas Artes luce todas sus paredes en un perfecto blanco. Y adentro se escuchan voces. La muestra llamada "Las ruinas de Bahía Blanca" se compone de una serie de charlas sobre las distintas formas del arte relacionadas con la tecnología. Ayer era el turno de hablar de periodismo, literatura y tecnología. Mi idea fue plantear que internet no es simplemente una revolucionaria forma de comunicación, la "reinvención" de la imprenta, la democratización de la literatura. No, a mi forma de ver, para la literatura, se parece más a la invención del papel. La pantalla es un nuevo soporte de escritura, para el que hay que pensar nuevos modos literarios. Así como forma/contenido conforman una unidad que se retroalimenta, de la misma manera, el soporte material hace al texto. En eso, la literatura, que todavía se aferra a su lugarcito en el mercado editorial, va atrás del periodismo que ya hace un tiempo está buscando nuevas formas de contar. Pero yo no hablé de eso, sentado a mi lado estaba Abel La-voz-de-la-experiencia Escudero, que se siente como pez en el agua cuando de periodismo se trata.


Ante nuevas formas sociales de producción, se requieren nuevas formas literarias. Desde esta idea materialista, el proyecto de Libertella puede leerse como un punto de partida "la promesa de un arte futuro". La desintegración del texto como referencialidad en la página en blanco, para empezar a pensar qué decir en la pantalla en blanco.

A lado, en el Museo de Arte Contemporáneo, se montó con mucho
esfuerzo la muestra Conexiones emergentes de Mariano Sardón.

15 diciembre, 2008

El Ruiseñor canta hasta morir

Noticias de último momento se apresuran a asegurar la victoria de El Ruiseñor por nocaut técnico en el segundo round. Cuando Jimmy Chabán se recupere del fin de semana, ampliará.

14 diciembre, 2008

Las manos de todos los negros arriba


Tremendo. Estuve en el segundo y útimo recital de Los Cadillacs en River y lo que más me sorprendió no tuvo nada que ver con el ska, el reggae o los ritmos fabulosos. Me mató lo de Pablo Lescano. El tipo subió para hacer la versión cumbiamba de Padre Nuestro y la gente explotó.


A ver, imagínense una bailanta con toda su fauna enardecida por el alcohol y el paco. Así se puso el Monumental cuando subió Lescano y tiró un par de acordes del tema Laura ("siempre cuando bailas a tí se te ve la tanga").


Y después la mayoría dice que escuchan cumbia sólo para bailar. Pero porque no se va a la concha de su hermana.


Lescano es un gran músico. Para colmo, dejó casi todos los vicios. Ahora sólo fuma Phillips Morris y no toma ni cerveza.

Ya me pasaron el número así que en cualquier momento se viene una nota a calzón quitado con el "Príncipe de la Cumbia". Va, mejor dicho, a tanga quitada.


13 diciembre, 2008

I'm not the only one



Violame

violame, amigo
violame, violame otra vez

Yo no soy el único


Odiame
hacelo una y otra vez
tirame, violame amigo

Yo no soy el único

Yo no soy el único

Yo no soy el único



"El primer título que se barajó para In Utero fue Me odio y quiero morir. Ahí están los primeros acordes de Rape Me, una canción hermosa, que parece celebratoria, pero que enseguida se convierte -a través de la letra- en un anticlimax.

Robert Lowell decía que si existiera un botón en uno de nuestros brazos y que con sólo tocarlo nos pudiéramos matar cuando se nos diera la gana, tarde o temprano todo el mundo se suicidaría"


Fabián Casas, Ensayos Bonsai

12 diciembre, 2008

Educandos

Después de un largo año, de vivir tapado por cajas, cartulinas, libros, afiches, gomaespuma, gomaeva, imanes, jabones, engrudo, arcilla, esculturas de papel, de ir y venir y de madrugar incansablemente: Naty se recibó de Maestra Jardinera y le regalé una bicicleta.

11 diciembre, 2008

Viernes de BOX

Mañana 12 de diciembre a las 21 hs. en el gimnasio del Club Universitario estará haciendo su debut en la liga amateur de boxeo Martiniano "El Ruiseñor" Alvarez*. Va a tres rounds contra un muchachito de Médanos y aunque usarán protectores, El Ruiseñor ya dijo que buscará el knockout.
La entrada es de 14 pesos y se celebrarán unas seis peleas más, al menos dos de ellas entre señoritas.

Amigos, será mejor que no se pierdan semejante espectáculo.

Arrivederci!
_______________
*Tambien autoapodado irónicamente "El Trolo" Alvarez.

10 diciembre, 2008

Hank Saberta


Después les cuento de qué se trata, justo ahora estoy re quemado y no puedo explicar nada.

07 diciembre, 2008

Yo tengo fe

No hay nada más decepcionante que conocer a alguien que admirás. Darte cuenta de que esa persona en la que depositás tus deseos, es un simple mortal. Rímini y Sofía, los protagonistas de la novela El Pasado de Alan Pauls, de alguna manera cumplen esa función. Son un mito. La personificación del amor verdadero. La prueba de que es posible encontrar la otra mitad. Son novios desde la adolescencia, crecieron juntos, viven juntos y se insertaron en la sociedad como una unidad, no hay forma de pensarlos separados. Son una religión, pueden dar fe a cualquiera que descrea del amor.


Pero un día, después de doce años, deciden separarse. Volver a ser personas normales. Dejar de ser ídolos. Esa decisión hace que el mundo a su alrededor cambie. Que la fe se convierta en desamparo. Que el amor sea una tortura. Que el pasado sea un ancla encallada en el medio del mar, o simplemente unas fotos olvidadas.

Ahí empieza la novela. Buena suerte.

06 diciembre, 2008

Recomendación para el fin de semana.

Que se muera Oasis...

Aunque no la merecía, le di una oportunidad al último disco de Oasis que por suerte no me decepcionó: es la misma mierda de siempre. Parece Blur pasado por agua.
............................................................................................
Para redimirme con mi conciencia, les dejo la versión socarrona de Wonderwall por Radiohead. Thom Yorke ni siquiera sabe la letra. Disfrútenlo.

05 diciembre, 2008

Soy un misionero de los Estaros Uniros


Las 17 pulgadas del monitor LCD llenaban de brillo mis ojos. Mi espalda, como siempre, media encorvada. El canto lleno de ritmo y armonía de los pajaritos me ayudaba a concentrarme en mi última nota. Pero de repente el portero eléctrico me sacó de ese estado de creación, me levantó las pulsaciónes a varios kilómetros por hora y mi cara se transformó.

-- Hola... ¿Quién es?
-- ...

Como no contestaba nadie, otra vez, al igual que cuando puse quinta a fondo, mi consciencia me interrogó.
-- Boludo, estás re caliente, bajá un poco el tono y volvé a preguntar.
-- Es cierto.


-- Hooola ¿quién es? (repregunté con voz de locutor)
-- Soy un misionero de los Estaros Uniros.
-- ¿El queeeeeeé?
-- Soy un misionero de los Estaros Uniros. Tengo un regalo para uster.
-- ...
-- Puere salir un segunrito.
-- Noooo, hermano, te agradezco.
-- Son sólo ros minuros. Soy un misionero de los Estaros Uniros y tengo un regalo para uster.
-- Chau fiera, cortá.

No lo voy a negar. Al principio pensé que era una joda. El tipo hablaba en un espaniglinsh muy gracioso. Y yo que hasta hace un rato disfrutaba de la creación de un texto, del brillo del monitor y de los pajaritos.

04 diciembre, 2008

No va más

Con la buena plata que hacía vendiendo publicidad para el programa de bochas que conducía en su radio ilegal, Diego podía mantener holgadamente el nivel de vida de su familia. Sin embargo, prefería gastar su dinero siempre en el mismo lugar.

Sus hijos llegaron al mundo casi de la mano. Primero lo hizo Federico (por Insúa, ex jugador de Independiente), luego Joaquín (por Sabina, cantautor español).

Vivía, además, junto a su esposa, padre, madre y abuela en la hipotecada casa de Sixto Laspiur al 1400, donde todos los domingos era casi un ritual sentarse a almorzar en familia. El fútbol y el Gran Hermano eran los temas preferidos de conversación. Es que jamás expresaban las preocupaciones que los carcomían por dentro. Maquillaban la realidad comentando los fríos e insensibles resultados deportivos.


Durante los días helados del invierno no era raro que les cortaran el gas por falta de pago. Para salir del paso compraban una garrafa en la que cocinaban, calentaban el agua para el mate y se bañaban.
"Olor no vamos a echar", solía bromear emponchado hasta el cuello en el living de su casa.

Rara situación la de Diego a quien nunca le faltaba el dinero, pero un impulso más fuerte que su voluntad lo llevaba siempre a gastarlo en el mismo lugar, muy lejos de su familia.
"Me trajo y me sigue generando muchos problemas, pero no puedo evitarlo. Cuando me voy me arrepiento por haber entrado, pero al día siguiente, cuando me despierto, siento unas ganas increíbles de volver", sostiene mientras apoya sus codos sobre el marco de una de las ruletas.

Su cara demostraba resignación. Al reloj le faltaban minutos para marcar las seis de la madrugada. Su mujer, muy probablemente, lo esperaría despierta con el mismo reproche de siempre: "Decime que no fuiste al Bingo...". Ya estaba acostumbrado.

Después de un par de tropezones, la bola cayó en la zona del cero, esa que él siempre prefirió y que está integrada entre otros por las parejas 2 y 3, 4 y 7, 12 y 15, 18 y 21 y 32 y 35.

Ganó lo que nunca antes y festejó comiendo unas empanadas y tomando una cerveza al pie de la ruleta. Tenía un hambre salvaje que no pudo mitigar antes por haberse equivocado en la mayoría de las predicciones numéricas.
"Cuando sale un número que está cerca del cero en la ruleta, es raro que cambie hacia la del doble cero", afirmaba sin pestañar con una seguridad temerosa.
"Si sale el 19, es muy probable que después salga el 10. Porque si sumás el 1 y el 9...", continuaba.
"Está tirando en la segunda docena, seguro que ahora vuelve a la primera porque hace mucho que no sale", se auto convencía.

Con la panza llena siguió apostando según sus recetas. Ninguna le funcionó, como ocurría casi a diario. Una vez más, la fortuna volvió a dejarlo de lado.

La vergüenza lo invade. Sale del bingo amargado, maldiciendo su suerte y sin plata ni siquiera para tomarse un remís y así atravesar rápidamente las más de 40 cuadras que lo separan de su casa.

03 diciembre, 2008

El cementerio de los zapatos

Misteriosa Bahía Blanca II

La persiana de chapa marrón estaba medio baja por el sol de la mañana. La puerta abierta. Después de más de diez años, volvía a entrar a una zapatería. Estaba en la calle más angosta de la ciudad, una cortada del barrio universitario. La única que encontré, y que no pude nunca volver a encontrar.


Cuando era chico llevaba a arreglar las zapatillas o a parchar las pelotas de fútbol a una zapatería en calle Don Bosco al 1.100. A las zapatillas se les despegaban las suelas. A los diez años recibí mis primeras NIKE. Eran blancas, todas cosidas, súper cómodas y goleadoras. Mi mamá me las compró porque a fin de año viajábamos a Buenos Aires con la escuelita de fútbol EFUBA. Jugamos un solo partido contra el club Amigos. Las NIKE hicieron el único gol de nuestro equipo que perdió 4-1.

La puerta estaba abierta y entré. Olor a pegamento y a cuero. El zapatero, me daba la espalda, hablaba por teléfono. Busqué en los estantes hasta que encontré mis botines de fútbol 5. “¡En el Barrioparque!”, gritó el zapatero. Me sobresaltó, seguía con el teléfono en la mano.

- ¿Cuándo?
- (del otro lado una voz ronca se escuchaba con más intensidad)
- No puedo, más tiempo, necesito…

Miró el teléfono. Se levantó, se puso una gorra con el nombre de la zapatería y se fue. Yo seguía ahí parado, no me vio (o no le importó). Salí y ya no estaba. Me llevé los botines.

Al otro día volví a pagarle y la zapatería ya no estaba. La cortina de chapa era de madera. La puerta estaba cerrada y no tenía ventanas. Toqué el timbre y una voz de mujer me preguntó quién era.

- Estoy buscando al señor de la zapatería.
- No, acá no hay ninguna zapatería, te habrán dado mal la dirección -me contestó.

Tiempo después, descubriría que el "Barrioparque" era el cementerio de los zapatos.

Continuará...

(Foto: Jimmy Chaban)

Leer Misteriosa Bahía Blanca I

02 diciembre, 2008

La comedia humana

[asadito de sábado por la noche]
- Yo les doy amor a las mujeres.
- Sos un romántico asqueroso.
- Como Balzac!
- Balzac es realista no romántico.
- Realista realista es Flaubert, Blazac está en la transición.
- ¡No!, Balzac es realista, el problema es ponerle etiquetas a la literatura.
- Pero pará, cuando el primo se va de viaje y ella lo espera, las descripciones que hace, loco, yo me enamoro del primo...
- Le puede quedar algún resabio romántico, pero es realista.
- Salí de la caverna (repetidas veces)
- ... el primo está en cualquiera y ella lo espera, yo lo leí, lo estudié, si eso no es romántico.
- Avísenme la próxima que no vengo.
- No podés decir que Balzac es romántico, no podés.
- El lunes, el lunes te llevo el texto y te doy una clase.
- (...)
- A ver... ¿Quién hizo un culo alguna vez?

01 diciembre, 2008

De González Catán, en colectivo

Daniel llegó a la terminal de ómnibus de Bahía Blanca hace un año con un par de zapatillas, un vaquero, ropa interior y algunas remeras. La mochila no pesaba más que su pasado.

Su familia quedó en González Catán (localidad del partido bonaerense de La Matanza), con sentimientos encontrados tras la partida: ilusión y una profunda tristeza.

Aquí su vida cambió por completo. Consiguió trabajo, alquiló una pieza con baño privado en una pensión de la calle Brown y pudo comprarse un par de mudas de ropa.

Allá aún no pueden creer su progreso.

“Me tuve que ir porque me querían bajar”, explicaba Dani, como le dice su madre, una adepta al Evangelismo.

Es el mayor entre ocho hermanos. Su padre, el pastor de la iglesia, falleció cuando él tenía 12 años. Actualmente cuenta 24, la mayoría agitados a partir del trágico desenlace.

“Fue cuando conocí la droga y me despeloté”, continuaba mientras llenaba la ronda de vasos con cerveza en la vereda de un pub ubicado en Salta y Urquiza. Gotas que caían de manera intermitente le humedecían el cabello.

Lucía orgulloso por haber reencausado su vida. Costaba creerle, pero no tenía sentido pensar lo contrario. Después de todo prefirió sentarse en una mesa de un boliche de clase media-alta, beber un poco y contar sus complicadas experiencias antes que fumar o aspirar algo.

Lo que más le dolía era la consciencia. Su familia sufría y él era el culpable.

La odisea comenzaba el viernes por la tarde planeando un robo y concluía el domingo con su madre llorando.

“Cuando estábamos con un par de `pintas’ (amistades) fumábamos marihuana. Para no dormirnos tomábamos merca”, aseguraba sin pestañar.

Los 200 pesos de promedio que conseguía cada 7 días no tenían otro destino que el asado y las drogas.

La modalidad para los comercios era siempre la misma. En primer lugar había que salir a “caretearla” (vigilar pacientemente los movimientos durante una semana). Si al cabo de ese período existía algún momento en el que el negocio se encontraba “regalado” (sin vigilancia ni policías en las inmediaciones) no había más que buscar el “fierro”, cargarlo y drogarse a la hora exacta.


“No nos importaba nada”, explicaba ante el silencio de sus amigos.

También se encargaba de llevar taxis a un desarmadero. Se subían con una “pinta” femenina que simulaba estar embarazada. Varias cuadras más adelante Dani sacaba el arma y se la apoyaba al chofer en la cabeza.

“¡Quedate quieto y hacé lo que te digo `vieja’! ¡Pará...!, doblá acá y bajate o te limpio”, recordaba.

Las mejillas se le pusieron un tanto coloradas. El alcohol le había dado la posibilidad de desahogarse. Siguió adelante con su historia repitiendo insistentemente que hace un año que no le dieron más ganas de convertirse en aquel sujeto que protagonizaba su relato.

“No maté nunca a nadie porque Dios no quiso. Gracias a él pude reencausar mi vida”, suspiró.

La aventura que duró más de 10 años concluyó una madrugada cuando su madre, cansada de sufrir, consiguió hacerle entender que no había sido criado para ser un ladrón.

“Esas palabras me mataron”, recordó.

Para colmo, unos días antes había realizado un trabajo junto a los hermanos Mario y Sandro, vecinos, quienes no quisieron darle su porción de la torta.

Entonces, una noche en las que el humo de la marihuana y una helada aspiración blanca le atraparon el pensamiento fue a buscarlos con mucha ira.

"A las piñas no muere nadie, estaba convencido, por eso fui a darles", decía.

Fue cuando se la juraron. No se lo dijeron explícitamente, pero en las esquinas de González Catán se respiraba la sensación de que la venganza llegaría.

La madrugada comenzó a darle paso al amanecer. Las gotas caían cada vez con menos intensidad. Dani aseguró que se fue del barrio por amor a su familia.

Las negras nubes del invierno le dieron paso unos finos rayos de sol que comenzaron a calentar lentamente la humedad de sus ojos. En el fondo del pub “Lule” terminaba de cantar las estrofas del tema Dieguitos y Mafaldas, de Joaquín Sabina. La tormenta concluyó. El domingo bahiense se despertó anticipando la primavera. El lunes, Dani volvió al trabajo con una sonrisa.

30 noviembre, 2008

Naufragar III

Este mes no hubo tantos náufragos en las tormentosas aguas de la ría, pero hubo uno que se mandó este choclo en el buscador:

- es el día del animal. en córdoba, para no pasar desapercibidos, los militares dan la orden de fuego a la cultura. sin eufemismos, una pila de libros a

También se perdieron buscando:

- lucas ayerza
- pelicula policia agarrando a woody allen del cuello
- resumen de antigona de jean anouilh

PD: Según el sitio de estadísticas más confiable de la web www.alexa.com, somos el sitio web número 5.867.235 en visitas el mundo. A seguir naufragando por estas aguas.

29 noviembre, 2008

Pescados

Este es el video ganador del concuros de animaciones que realizó Radiohead sobre canciones de su último disco In Rainbows.


En......el ....océano .......más .......profundo
el.... interior ........del ......................mar
sus ......ojos............ me..............voltean


Más videos del concurso

27 noviembre, 2008

Lanchita Vicio

El timbre sonó diez minutos antes de lo que esperaba. Detrás de la ventanilla estaba mi casi hermano Juanjo con los ojos medios rojos y bien abiertos.
-- ¿Quehacésssssss? (me dijo)

La última ese se metió de lleno en mi nariz. Pero no era una ese cualquiera. Era de esas eses que integran las palabras Quilmes, Stella Artois, Schneider, Diosa o Isenbeck. Sí, esas.

Enseguida interpreté que al chabón le pintó salir de joda y pasar de largo. Y una vez que concluyó su noche no se podía quedar un minuto quieto porque se dormiría. Entonces llegó más temprano para ir a pescar. Sí, a las 06.50. Un fabuloso calavera.

Al toque cayeron Matías, el Capitán Beto y su amigo Chiche. Bastante entusiasmados partimos en Kangoo hacia Pehuen Co. Ni bien llegamos nos subimos enseguida a la lancha de la que no nos bajaríamos hasta la tarde.

El primero en quebrar fue mi casi hermano, el segundo mi compañero de blog, el tercero el Capitán Beto. Las leyes de los mares lo decían a través del viento y las olas: donde quiebra el Marinero, también quiebra el Capitán.

Yo no largué nada. Si hasta me comí uno de mortadela, queso y mayonesa. Estaba poseído por el embrujo de los tiburones rosaleños.

La cosa fue que con una "cañita pedorra" (Albatros para laguna) y un "reel de cuarta" (Calador 330, como para sacar mojarritas de la Pelopincho) pesqué bastante. Me saqué las ganas de un gatuzo de buen porte, una corvina mediana y una gran cantidad de pescadillas. Hasta metí un doblete (dos pescados de un tirón, uno en cada anzuelo). Y la caña enterita.

Entre un vómito y otro los muchachos pudieron destacarse cada uno en un rubro distinto. De Beto hay que recordar una corvina interesante, de Matías un doblete pescadilla-pescadilla y de Juanjo la corvina que se quedó con el premio al tamaño. Buen porte dirían los entendidos.


Lo cierto es que pescar en lancha ya se me convirtió en un vicio. Brindé por eso.

26 noviembre, 2008

Lo bueno y puro

Este fin de semana estuve en el Décimo Simposio Nacional del Agua Gasificada, en la sede del Club Amigos de la Soda de Ingeniero Huergo.
La pasamos re bien y por supuesto tomamos un montón de soda.
A todos los amigos de C.A.S. un gran abrazo.

_________________
En la foto. La fachada de C.A.S. Ingeniero Huergo. Preste particular atención, apresurado navegante, al hermoso lema que acompaña la imagen. Traté de averiguar quien fue el artista encargado de la obra pero no me supieron decir. Que alma elevada y sensible! Que frase llena de sabiduría. Dan ganas de tatuársela en el pecho.
Y eso es todo por hoy.

25 noviembre, 2008

Alejo soñó que acariciaba una zarigüeya


Era increíblemente suave. El calorcito del cuerpo, entre sus manos y su panza. La acariciaba. Terciopelo. La miraba. Era más linda que su última novia. La acunaba. Calorcito. No quería tener hijos, ni sobrinos, ni nada que no fuera tan suave como esa zarigüeya que ronroneaba entre sus brazos. Las luces se atenuaban, como en un gran escenario. Crakc. Lo mordió.

Se despertó. Sonrió, se dio vuelta en la cama y trató de que no se le vaya el sueño. Quería recordarlo para contarles a sus amigos que había soñado que acariciaba una zarigüeya.


Recién cuando se estaba lavando la cara se dio cuenta. En su brazo derecho tenía las marcas de una mordida profunda. Dos cortes rojos y visiblemente infectados. Cuando entró en la morgue era un muñón con cabeza. Los médicos forenses diagnosticaron una extraña rabia degenerativa que le disolvió el cerebro, al mismo tiempo que le destruyó los brazos y las piernas como si fueran ramitas de un árbol seco.

Dibujo de Jimmy Chaban

23 noviembre, 2008

Vómito y pesca

En el primer vómito se expulsa todo lo que comiste desde que te levantaste a las seis de la mañana con el sueño de pescar un tiburón, hasta que te embarcaste, a eso de las nueve, en una lancha grande sensible a los movimientos del mar: té con limón y vainillas.

Cuando uno entra en el mar en una embarcación endeble, que sufre mucho los golpes del agua, dicen que hay que tomar una pastillita que se les receta a los que sufren de vértigo. ¿Para qué? Básicamente para no sufrir ataques de vómitos cada quince minutos y una extraña sensación de resaca fatal producida por el continuo movimiento del suelo y de todo lo que te rodea.

Obviamente, yo no tomé la pastillita.

El segundo vómito está constituido por la baba acumulada y algún resto de comida que se resistió a salir en el anterior. A partir de ese momento, todo es sufrimiento. Los ataques de vómitos son intensos, pero no hay nada en el estómago. Se te endurece la panza, las arcadas nacen de lo más profundo y sólo hay baba blanca y pegajosa.

Sentís que vas a vomitar el estómago. Que se te va a salir por la boca, como un bolsillo dado vuelta. Entonces no queda otra. Entre vómito y vómito tomás algo, para después vomitarlo.


A 6.000 metros de la costa, con la lancha anclada al fondo, en un sube y baja que va a durar aproximadamente seis horas, te sentís como Gregorio Samsa, ese día que se despertó agitado.

21 noviembre, 2008

A por ellos

Punto 1: Nalbandian-Ferrer: 6-3, 6-2 y 6-3 ................1-0

Punto 2: Del Potro-López: 6-4, 6-7, 6-7 y 3-6 .............1-1

Punto 3: Nalbandian-Calleri

........... vs. López-Verdasco 7-5, 5-7, 6-7 y 6-3. ........ 1-2

Punto 4: Acasuso-Verdasco 3-6, 7-6, 6-4, 3-6 y 1-6 ......1-3

y nos rompieron el culo nomás.

20 noviembre, 2008

Quinta a fondo

Hoy me desperté muy temprano. Eran las 7 y ya no podía dormir. Una vez que me levanté, sentí las sensaciones propias de tener tiempo libre. De estar recontra al pedo digamos. Fue entonces cuando comencé a charlar con mi consciencia.

-- ¡Tengo hambre Oso! (me dijo).
-- Bueno, vamos a hacer ese café con leche con espuma que tanto nos gusta. Total, nos sobra el tiempo.
-- Manos a la obra.

Mientras batía el café me asomé por la ventana que da al fondo del patio. Esa imagen me disparó algunos recuerdos. Entre ellos, aquella vez cuando hice una quinta. Sí, un alto proyecto de horticultura independiente en donde sembré acelga, tomate, zanahoria, sandía, perejil, orégano, lechuga (mantecosa y morada) y zapallos calabaza y de tronco.
Suspiré.
-- Hagamoslo otra vez Oso. (me dijo)
-- Es mucho trabajo.
-- Pero podemos sembrar menos cantidad. Algo más tranqui.
-- Me estás convenciendo.
-- ¿Te acordás lo rica que quedaban esas ensaladas? No faltaba nunca en los asados.
Del café sólo quedaba la borra. Solté la taza y me puse a trabajar con los siguientes elementos.


Primero hice lo más duro: di vuelta la tierra con la pala de punta. Como se me quebró, no me quedó otra que seguir con la ancha (grrrr).

Una vez que terminé me di cuenta de que mis perros podían llegar a pisotear y a escarbar la producción. Entonces procedí a quebrar y agujerear unos pedazos de madera que pertenecían a una cortina de enrrollar. Los clavé en la tierra y les pasé un hilo amarillo através de cada uno.


La siembra fue lo más sencillo. Dividí el terreno en cuatro cuadros (almácigos le dicen los que saben) en donde heché las semillas de perejil, orégano, lechuga mantecosa y morada. Después rastrillé suavemente de aquí para allá.


Con los tomates fue distinto. Hice once pozos de no más de 15 centímetros de profundidad y ahí enterré las raíces de los plantines.
Regué una hora antes del mediodía.
-- Trabajo cumplido Oso.
-- Sonreí.
Ahora sólo queda regar una o dos veces por día y esperar. Calculo que para mediados o fines de enero voy a poder cosechar. Tendrán más noticias en ese lapso.

19 noviembre, 2008

Que el señor les provea

Este año fue duro. Entre otros males enloquecí y anduve sin plata.
Y como no tenía plata tuve que reducir mis gastos. No fue demasiado difícil sacando el asunto del tabaco.
El tabaco, eso si que fue un problema.
Ahora no estoy tan mal, pero cuando toqué fondo recurrí a las viejas tácticas del vagabundo. En su versión más leve se trata de fumar las colillas que quedan en el propio cenicero, y en el extremo llegué a ir al Bahía Blanca Plaza Shopping a buscar, entre los OCRNIs, los cigarrillos apagados en los ceniceros. En el medio, juntaba de la calle.
No me enorgullezco, pero la cosa es que toda esta estupidez me hizo tomarles cierta simpatía a los vagabundos y a su vida. Hasta la palabra en si misma me suena trágica, romántica, graciosa también: vagabundo.

A ellos, mi humilde homenaje y mi respeto.

___________________
El de la foto no es un vagabundo de raza, es un vendedor callejero sin piernas. Es lo más parecido a un vago que tenía.

17 noviembre, 2008

Devolvé la Bolsa Balzac

Interesante artículo sobre las crisis financieras y la economía pensada desde la literatura.

(...)
Balzac es un novelista de la economía clásica, del patrón oro, que dice que existe un equivalente general como principio objetivo de organización. Ese principio objetivo de organización, esa verdad última a la que se puede remitir todo lo que sucede, es el realismo. (...) ¿son las crisis correctivos para la ficción? ¿No dicen acaso que el realismo minimal de Carver y compañía, que de alguna manera liquidó la aventura metaficcional de los posmodernos, es producto de los años más duros de gobierno de Ronald Reagan?
(...)

Escrito por Ezequiel Alemian, para Perfil. Leer completo acá

16 noviembre, 2008

OCRNI

Misteriosa Bahía Blanca I

Anteanoche, finalmente lo vi. Cuando salía del Shopping en mi moto, por la salida trasera, entre la oscuridad de los árboles y la luz artificial, sucedió.
Por razones que no viene al caso explicar, diariamente, hago uno, dos o cuatro viajes hasta el Bahía Blanca Plaza Shopping. Nunca tres. Es un número que evito intencionalmente. Si las exigencias del día me obligan estacionar tres veces la moto ante la protuberancia triangular que simula ser la entrada, seguro me olvido de hacer algo y vuelvo por cuarta vez. En cambio si dos son pocas para cumplir con todo, busco la forma, o suspendo alguna actividad, pero nunca, jamás, vuelvo por tercera vez.

Todo el mundo sabe que el Shopping tiene ojos. Cuando entrás o salís, un ojo metálico te mira. Monitoreo las 24 horas, dice el cartel. Es obvio que conocen nuestras debilidades. Lo que la gente no sabe es que, detrás de la ropa cara, la comida cara, los adornos caros, los cafés caros y las muestras de arte de segunda mano, hay un experimento extraterrestre de proporciones inimaginables.

¿Por qué en Bahía Blanca? ¿Por qué no en Estados Unidos, como en las películas? Hay dos razones muy simples: 1) la salinidad del suelo convierte a este pedazo de tierra en un excelente transmisor y receptor de energía magnética, y 2) la docilidad de la gente que habita la ciudad les permite trabajar tranquilos, enmascarando su proyecto detrás de la sonrisa del number one: Lorenzo Natali.

Anteanoche, finalmente, vi entrar en acción al OCRNI (Objeto Con Rueditas No Identificado) o el "changuito" como nos enseñaron a decir desde pequeños. La abducción fue instantánea. Los dos chicos que jugaban con el OCRNI se desvanecieron detrás de una luz celeste. Y sólo quedó eso, un changuito abandonado, inofensivo, entre la oscuridad de los árboles y la luz artificial.

Foto: Jimmy Chaban

15 noviembre, 2008

Monoblocs

Salvio era un tipo desconfiado. Miraba el mundo escondido detrás del humo de la última pitada. Nunca había entrado en un monobloc por pura desconfianza. Lo que más le molestaba era la palabra "Monobloc". Tenía que haber algo extraño detrás de una palabra con tantas "o". Era imposible que algún humano viviera ahí dentro. Pensaba.

Y que no le vengan con pavadas. A él nadie lo iba a tomar de boludo. Los monoblocs eran, sin duda, bloques de cemento que escondían la trata de monos de mediano porte, regenteados por cafishios que ofrecían sus servicios sexuales a turistas extranjeros rubios, curas y homosexuales no declarados. Sin duda era eso, pensaba Salvio, con cierta satisfacción.

Dibujo de Jimmy Chaban.

12 noviembre, 2008

Un post de mierda

Una vez escuche esto:

(Dos jóvenes bastante quemados hacen la fila del cine)

Momia1: - Estaría bueno que un vago venga y le diga: "si, dame dos para Barryman"
Momia2: - Jaja. Estaría.
Momia1: - te imaginas?
Empleada del cine: -Hola
Momia2: - Hola... me das dos para Barryman.
Empleada: ...
Momia2: ...
Empleada: ...
Momia2: ...
empleada: - Batman?
Momia2: - Uh, si, eso.
Empleada: - Doblada o en español?
Momia2: - A ver... vieja, doblada o en español?
Momia1: - ehhh... no, no. Mejor subtitulada.

Y el batman de la foto me dijo: "Ehhh amigo, la foto e´con colaboración"

11 noviembre, 2008

Wilson

“Mi nombre: la primera guerra mundial empezó en 1914 y terminó en el 18 cuando nací yo. Entonces, como al presidente de Estados Unidos [Thomas Woodrow Wilson] lo declararon 'El Ángel de la Paz’, mi papá, entusiasmado y en honor de eso, hizo una nota en un diario chiquito que había acá y puso: ‘Cuando llegue el Mesías, si es que es varón, se llamará Wilson’. Y así fue, es el único nombre que tengo, en Uruguay se usa mucho… o en Paraguay, no sé.”


Wilson Prenassi es mi abuelo y mañana cumple 90 años. Hace más o menos 83 que vive en las casas que construyó su padre Juan Bautista en 1925, en el barrio Universiario, cuando todavía no había ni barrio, ni universidad.
Leer completo en el blog Colectivo de lanueva.com

04 noviembre, 2008

REMixado



Cuando volví del Fest '08 varios amigos y colegas me hicieron la misma pregunta: ¿cuál fue la banda que más te gustó? Y a diferencia del año pasado, esta vez no tuve dudas.

R.E.M, el grupo encabezado por el incansable Michael Stipe, con éxitos como Everybody Hurts y Losing My Religion, ofreció un show im-pre-sio-nan-te. Mi respuesta fue esa, contundente. No fue casualidad que los de Pop Art la hayan elegido para cerrar el Festival.

Del resto de las bandas internacionales sólo rescaté a dos: Spiritualized y The Jesus and Mary Chain. La primera porque detrás de la voz líder cantan dos negras que le meten mucha onda. Una especie de rock-punk pero con arreglos de voces tipo Negro Spiritual. La segunda porque es una banda con historia, nacida durante el período post-punk de la música inglésa, pero en Escocia. Entre tantos homenajes a este tipo de formaciones, viene bien disfrutarlos en vivo.

El caso de las bandas nacionales no me convenció demasiado. Quizás porque el año pasado tocaron tipos con El Flaco, El Gordo y El Narigón y este año no había uno que les llegara ni siquiera a los talones.

Me gustó algo de Richard Coleman con sus 7 Delfines, algo de Leo García y su nuevo disco, algo del vivo de Horvilleur y no mucho más que eso. Ah, en un escenario secundario tocó un trío llamado The Siniestros, muy recomendable.

* Post publicado en lanueva.com

La comunidad


Esto pasó hace un par de semanas, así que intentaré ser breve.

Tengo una teoría: por lo menos el 10% de la gente que vive en un edificio está loca. Este porcentaje puede crecer exponencialmente según las siguientes variables: antigüedad del edificio + antigüedad de los propietarios + instalación en hall de entrada de cámara de seguridad + visualización de la cámara por un canal de televisión.
Si se dan estos cuatro elementos, todos juntos, estamos ante una situación grave, que ni Alex de la Iglesia se pudo haber imaginado cuando filmó La comunidad (básicamente porque en ese edificio no había camaritas).

20 de octubre, día de la madre. Reunión familiar, cita en la casa de la tía Chiche, tía abuela, hermana melliza de mi abuela, en el edificio de Almafuerte 100. Domingo caluroso, salgo de trabajar a las dos, llego al edificio a las dos y diez, toco timbre. Mientras espero hago un gesto de saludo a la camarita de seguridad, porque sé que alguien me está mirando. Baja mi abuela, que escucha mucho la radio y le teme a la inseguridad, y me dice: No entrás la moto? Entonces, la subo por la rampa para discapacitados. El hall es amplio, busco un recodo al lado de una planta donde la moto no moleste. La ato, ascensor, quinto piso, feliz día.

El almuerzo transcurre en forma normal: de entrada unos bocaditos de roquefort y nuez, después un pionono primavera y por último carne al horno con crema y papas. Helado, café, sidra, feliz día, la radio, River-Boca.

Nos vamos. Chau, chau, muy rico todo. Echaron al negro Ibarra por protestar un lateral, la puta madre. Ascensor, quinto piso, planta baja. Y la sorpresa. El regalito de la comunidad de viejas putas que fermentan en ese edificio. La moto ya no estaba prolijamente estacionada en el recodo al lado de la planta, estaba en el medio del paso, con el candado enredado en la rueda trasera, el espejo retrovisor desenroscado, las dos ruedas desinfladas y un simpático cartel que decía "Está terminante prohibido estacionar motos en el hall de entrada, la comisión" Gol de Viatri, vamos que les ganamos con diez a las gallinas! Me dieron ganas de romper todo, lo mismo que le hicieron a mi moto, pero al inmaculado pasillo choto que llaman hall. Me dieron ganas pegarle un batazo a la camarita. Pero estaba mi tía. Afuera viento, calor y la moto en llanta. Que calentura insoportable. Cuando se pase, posteo algo en el blog.

01 noviembre, 2008

En esta fiesta que no pasa nada


"En esta fiesta que no pasa nada,/ con esta gente que no entiende nada/ yo dejaría casi todo para estar con vos/ y si no puede ser con vos/ me gustaría hacerlo todo con tu hermana/ y si tu hermana dice no,/ espero seamos muchos, mucho más que dos"

Con frases de ese calibre abrió la segunda jornada del Personal Fest 2008 Emmanuel Horvilleur.

Pero está equivocado. Acá, en el Club Ciudad de Buenos Aires sí que pasan cosas. Bandas por todos lados. De las buenas y las otras.

A mí me gustan los arreglos acústicos, los silencios, los coros, la música tocada con respeto y no con bronca como lo hizo ayer The Offspring y hoy The Mars Volta. Por eso entre los cuatro escenarios elejí el Motomix (bandas de segunda línea). Ahí escuché a Rosal, una mina que se llama María y que muestra algo muy parecido a Julieta Venegas.

Después vi a un trio de chabones enmascarados con antifaces rojos. Tremendo. Se llaman The Siniestros y tocan una especie de country pero un poco más heavy. Encima cantan en espaninglish. Genial.

Ahora estoy esperando por R.E.M. en el escenario principal. Ese sí que es para verlo de cerca, entre las más de 20.000 personas.

Naufragar III

En octubre naufragaron en las aguas removidas de este blogs los que entraron buscando esto:

- videos y peliculas de van dame
- rafael nadal + novia
- mercedes cebrian infraordinario perec
- masacre de los surgentes
- dibujos que tengan que ver con la alimentación
- cajitas para armar
- "un pollito con una ametralladora" + batman

Como siempre, más suerte en la próxima.