14 octubre, 2008

Cuatro pesos el 1500


Estacioné el Dodge 1500 en el playón de la universidad. Encaré hacia el boliche del Club Universitario pero enseguida me frenó un flaco con la cabeza envuelta en una capucha oscura. No dijo ni buenas noches.
-Cuatro pesos.
-¿Qué?
-Te cuido el auto por cuatro pesos.
-¿Cuatro pesos por el Dodge? Es una locura.
-Si querés no pagués, pero después no sabés qué puede pasar...
El pibe tendría 18 años y cara de susto. Dio media vuelta y se fue caminando hacia donde estaba un tipo de casi 40, el que manejaba la caja. Lo seguí desde atrás.
-OK, te doy los cuatro pesos. ¿Vos me asegurás que cuando salga del boliche el auto va a estar igual que ahora?
- ...
Masticando bronca le pagué, recibí un papelito a modo de factura y entré en el Club. Pensaba que no era justo que a las dos de la mañana uno no pueda estacionar el auto en la vía pública sin que te cobren.
Igual, lo que más me indignó fue saber que si me negaba a pagar (y estaba en todo mi derecho) a la vuelta mi auto podía aparecer rayado o con un vidrio roto.
Cerca de las cinco de la mañana salí del boliche y ningún cuidador vino a despedirme. Claro, ya no estaban.
..
* Post publicado en lanueva.com

6 comentarios:

Wakefield dijo...

Ah, cómo extraño toda esa sordidez del Club Universitario... Me dieron ganas de ir de nuevo. A pie, naturalmente.

¡Saludos!

Oso de Almafuerte dijo...

Sr. Wakefield: es un honor contar con su visita y sería aún más grato compartir un par de copas con usted en el Club Universitario.
Si antes de ir viene a casa, tomamos la 500 a una cuadra y nos deja en la esquina.

nicolae dijo...

uff, si, no se puede creer, a veces hasta me dan ganas de ponerme violento con estos pibes, pero no es mi estilo. cuanta bronca. primera vez que paso, nexo lelé!
Zoabra!

Oso de Almafuerte dijo...

¡Bienvenido Nicolae!
A veces pintan los guantes, como dicen en el barrio. Pero bueno, si por lo menos te darían la posibilidad de rayarles sus autos mano a mano se pondría más interesante la cosa.

pablo dijo...

Que buen Dodge!!! tuve la suerte de recorrer miles de Km en un parecido , son una nave, se que el post va para otro lado , pero ....Que buen Dodge!!!
Paul

Oso de Almafuerte dijo...

Es increíble que con un piloto como El Oso de Almafuerte el auto a{un no haya dicho basta. Ya le hice un pequeño rayón en la puerta. Lo enganché con la canilla del patio. Me quería matar. Pero bue... sigue andando.
Abrazo Paul.