11 mayo, 2009

Cabeza rota

La tentación de San Antonio, Salvador Dalí (1946). 2.000 piezas. Dos malditos meses.

2 comentarios:

bahia ruge dijo...

me gustan mucho los textos, impecable el post anterior "El simulacro y el lenguaje del estado".
Desconocía lo de Copi.
Yo también soy peronista de un peronismo que no existe o que nunca existió.
Apoyo este proyecto porq algo es mejor que nada, o que lo peor.

Matías dijo...

Gracias Ruge. Me gustó lo de "peronista de un peronismo que no existe o que nunca existió".