29 marzo, 2007

La masacre




Hay muchas formas de analizar la película doble de Tarantino. Kill Bill muestra una gama de temáticas e intertextualidades que casi roza el exceso. En este breve comentario me quería referir a “la masacre” como motivo cinematográfico.
En Kill Bill Tarantino vuelve a aplicar su vieja fórmula: nutrirse de material de clase B (en este caso películas sangrientas de los 60 y 70`s) para lograr películas actuales con un alto contenido estético.
El tema de las masacres es un clásico en el cine de terror clase B, tenemos por ejemplo la recientemente secuelada “Masacre en Texas” que marcó una época y nos llenó los ojos de sangre detrás de esa motosierra. La masacre es una desnaturalización de la muerte. La muerte deja de ser trágica, el rojo de la sangre logra un encanto particular y todo se vuelve cómico-fascinante. La masacre es una forma de pornografía. Desmesura.
En Kill Bill hay dos grandes masacres, la que da origen a la venganza que es la masacre de la capilla de Dos Pinos, y la masacre de los 88 locos (esta de influencias orientales).
Pero, ¿tiene la masacre raíces más profundas? la respuesta es sí. Tiene raíces literarias, para no aburrir, solo voy mencionar que las literaturas germánicas medievales y algunas obras cristianas de esa época están rebozadas de sangre y descripciones detalladas de la pérdida de miembros. Como en Kill Bill, los miembros extraídos son trofeos de guerra.
De esta manera, la masacre no es simplemente acción alocada. Al abordar este tema, de la manera que lo hace Tarantino, se abren muchas puertas y posibles interpretaciones.

Un poema:

Kill Bill la venganza I y II

se llama Beatrix Kiddo
es rubia
el samurai más rápido del oeste

los que matan a sus padres
los que matan a sus madres
y a sus hijas, los que matan a sus madres y perdonan a sus hijas
los que matan por dinero, por honor, por venganza.

I Want to kill Bill

1 comentario:

rr dijo...

este breve comentario solo plantea el tema, quienes vieron la pelícupla podrán sacar sus conclusiones sobre como estetiza Tarantino las masacres en sus películas. un dato interesante es que la masacre de los 88 locos para occidente aparece en blanco y negro porque sino la película solo hubiera podido estrenarse en cines pornográficos por su contenido explícito