26 marzo, 2007

Poesía & Sexo


Querido lector, si eres de fácil sonrojar y el pudor te invade al leer posia & sexo, no avances más allá de Rafael Obligado, que con su medida y aristócrata mirada nos ofrece un poema de sumo recato, característico de su empantanada poesía.

Al hablar de sexo el objeto que se pone en cuestión es el cuerpo. El cuerpo como objeto de placer, el cuerpo como tabú, el cuerpo como instrumento de experimentación, el cuerpo en su dimensión política. Las poéticas que presentamos trabajan y reelaboran alguno de estos aspectos. Rafel Obligado en su afán de enaltecer las letras y sumergirse en un mundo sublime acaba por negar el cuerpo, su terrenalidad. Este cuerpo desde el punto de vista político es un cuerpo que se evade. En el extremo opuesto tenemos a Santiago vega, más conocido como Washington Cucurto. Los cuerpos se exponen de una manera explícita llevando en sí mismos la violencia social. Dicha violencia aquí se plantea entre marginales que ocupan los roles que heredan del sistema: Coreano / Poder; Salteño / Marginación. Todo se da en un tono exclamativo, casi festivo, que vuelve la situación más terrible, una risa del horror.

No puede faltar el clásico poema de Girondo, uno de los mas potentes de la poesía erótica argentina.

Lejos en el tiempo volvemos a Catulo. Su concepción del cuerpo entra en el rubro del placer entremezclando la sátira y planteando una liberalidad sexual que sorprende a los creyentes de la impoluta antiguedad clásica. En Catulo el placer del cuerpo es el placer de la escritura.

Dejamos para el final a Allen Guinsberg, perteneciente al mítico movimiento contracultural de los beatniks (Estados Unidos 1960). En este caso el cuerpo va unido a la experimentación y la liberación en un contexto estructurado y reglamentario. Guinsberg le muestra su culo al mundo, y lo expone como un espacio de resistencia a los controles imperantes.

¿Querés leer más?

- Zelarayán (ed de autor, agotado),Veinte pungas contra un pasajero (ed. vox), El curandero del amor (emecé), todos de Washington Cucurto.

- El jardín de las delicias (ed. Corregidor), Marco Denevi.

- Poesía Erótica Argentina (ed. Manantial), selección y prólogo de Daniel Muxica.

- Poesía Beat (editorial Colihue)

- Lavados vaginales (editorial vox), Cuqui.

- Catulo Poesías (ed. Alianza), trad. Antonio Ramirez de Verget y para los afortunados que lo consigan: Catulito (ed. Vox) trad. Sergio Raimondi.

3 comentarios:

rr dijo...

este texto salió publicado en el ría revuelta de marzo. A continuación pueden leerse los poemas de los que hablamos en el texto.
leanlos y a no sonrojarse

ECADEQUEIROZ dijo...

es muy interesante tu blog


eca.

rr dijo...

gracias